GLOBALG.A.P.
NORMA DE CULTIVOS PARA PROCESAMIENTO

La norma de Cultivos para Procesamiento (CfP) es una norma de aseguramiento de fincas para plantas y cultivos que se van a seguir procesando en la cadena de suministro (p. ej., se van a cocinar, congelar, o exprimir). GLOBALG.A.P. desarrolló la norma de CfP para responder a la demanda de una norma de inocuidad alimentaria sencilla y al nivel de la granja que elimine la duplicación de pasos que debían realizar el productor y el procesador para obtener la certificación. La norma de CfP ofrece esto al implementarse al nivel de la granja, pero también al integrar las acciones llevadas a cabo por los procesadores en los puntos de control acordados.

WHO IS IT FOR?

The CfP standard is suitable for any producer who produces crops solely for processing, i.e., none of whose produce is destined for fresh consumption. Among other examples, processing can include canning, freezing, milling, fermenting, etc.

Examples of processed crops include:

  • Canned fruits and vegetables
  • Fruit and vegetable juices
  • Dehydrated, fermented and/or frozen fruits and vegetables
  • Flour
  • Cooking oil, e.g., olive oil, sunflower oil
  • Potatoes in the form of, e.g., potato chips, starch
  • Wine
  • Salsa, e.g., tomato puree, ketchup

¿A QUIÉN VA DIRIGIDA LA NORMA?

La norma de CfP es apropiada para cualquier productor que produzca cultivos destinados únicamente al procesamiento, es decir, ninguno de los productos producidos se van a consumir frescos. El procesamiento puede incluir el enlatado, el congelado, la molienda, la fermentación, etc.

Ejemplos de cultivos procesados:

  • Frutas y hortalizas enlatadas
  • Jugos de frutas y hortalizas
  • Frutas y hortalizas deshidratadas, fermentadas y/o congeladas
  • Harina
  • Aceite de cocina, p. ej., aceite de oliva, de girasol
  • Patatas/papas en forma de patatas/papas fritas, almidón de patata, etc.
  • Vino
  • Salsas, p. ej., pulpa de tomate, kétchup

¿CÓMO FUNCIONA?

La certificación de CfP es muy similar a la certificación de IFA para cultivos, con dos excepciones: La norma de CfP emplea un enfoque basado en los riesgos a la inocuidad alimentaria y tiene unas reglas de inspección y auditoría diferentes.

Aquí hay un ejemplo de desglose de los puntos de control de la norma de CfP para el subámbito de frutas y hortalizas. El desglose de los puntos de control puede variar para otros ámbitos o subámbitos.

Enfoque basado en los riesgos

Puesto que los procesadores y los fabricantes ya están sujetos a estrictas normas (IFS; BRC; FSSC), los procesadores pueden entonces gestionar determinadas obligaciones y puntos de control que normalmente se gestionarían al nivel del productor. Los derechos y las obligaciones de cada parte se determinan en un contrato entre el productor y el procesador. En este contrato se incluye que el procesador debe tomar las medidas necesarias para mitigar los riesgos a la inocuidad alimentaria. Esto puede incluir la erradicación de microbios patógenos (mediante pasteurización, congelado, etc.), análisis de residuos o análisis del agua.

Reglas de inspección y auditoría

La norma de CfP también difiere de la norma de IFA en que la primera no es una norma acreditada. En el primer año y posteriormente cada tres años, los productores se someten a inspecciones (y auditorías) por parte de un organismo de certificación aprobado por GLOBALG.A.P. que comprueba el cumplimiento de los puntos de control. En los años intermedios, los productores realizan autoevaluaciones (Opción 1) o inspecciones internas y auditorías del SGC (Opción 2).
Para el productor, estas inspecciones o auditorías suponen un coste más bajo que las de la norma GLOBALG.A.P. de IFA.

Subámbitos para la norma de CfP:

FRUTAS Y HORTALIZAS

CULTIVOS A GRANEL

Ejemplos: cebada, alforfón/trigo sarraceno, garbanzos, semillas de lino, cáñamo industrial, lentejas, maíz, mijo, semillas de mostaza, avena, maní/cacahuete, semillas de calabaza, quinoa, canola, centeno, sésamo,

CAFÉ (VERDE)

¿Qué ventajas ofrece la norma de CfP a los procesadores, fabricantes y minoristas?

Al solicitar o adquirir cultivos que provienen de procesos de producción con certificación de CfP, los diferentes actores que se encuentran más adelante en la cadena de suministro pueden asegurar que están trabajando de manera tangible para ofrecer productos procesados que se han cultivado de manera sostenible. En un mercado en el que la demanda de productos sostenibles es cada vez mayor, la norma de CfP puede ayudarle a responder a esta demanda.

La responsabilidad del cumplimiento de algunos puntos de control puede transmitirse del productor al procesador. En estos casos, es posible que el procesador ya cumpla los criterios de la norma de CfP por requisitos ya existentes de otras normas o leyes (p. ej., IFS o BRC). Esto significa que no se requiere ninguna acción por su parte, y cualquier esfuerzo o coste adicionales los cubre el productor.

Además, la norma de CfP se puede combinar con los add-on GLOBALG.A.P., tales como GRASP, SPRING o GGFSA, lo que da mayor peso a las declaraciones de sostenibilidad.

La norma de CfP es una certificación de tercera parte que añade integridad a la cadena de suministro (a diferencia de lo que ocurre con una certificación de segunda parte) y, además tiene el potencial de reducir el esfuerzo y los costes de los minoristas/fabricantes.

En resumen, la norma de CfP ayuda a los procesadores, a los fabricantes y a los minoristas a aumentar las declaraciones de sostenibilidad y transparencia con un esfuerzo y un coste mínimos.

¿Qué ventajas ofrece la norma de CfP a los productores/proveedores?


Para las granjas en las que se producen cultivos destinados únicamente al procesamiento, la norma de CfP es la norma GLOBALG.A.P. de aseguramiento de fincas que más ventajas ofrece en términos de esfuerzo y costes.

La responsabilidad de algunos puntos de control se puede transmitir al procesador, por lo que hay menos puntos de control gestionados por el productor.

La norma de CfP es una norma de aseguramiento de fincas económica con la que se puede demostrar la aplicación de métodos de producción sostenibles: un asunto cada vez más importante para el consumidor. La certificación de CfP puede ayudarle a destacar en un mercado que se encuentra saturado.

Además, la norma de CfP se puede combinar con el add-on GGFSA, lo que da mayor peso a las declaraciones de sostenibilidad.

La norma de CfP es aplicable a granjas de todos los tamaños, incluidos los pequeños productores.

La norma de CfP está disponible globalmente y se basa en una red de auditores y organismos de certificación aprobados por GLOBALG.A.P.

En resumen, la norma de CfP es una opción integral muy competitiva para aquellas granjas en las que se cultivan productos 100 % destinados al procesamiento y que desean demostrar que tienen una producción sostenible.

CROPS FOR PROCESSING

Explain video

Edite Strazdina